Los beneficios de tomar Té y otras infusiones por la mañana

No sé si será por la tradición inglesa de tomar el té a las 17:00, pero se relaciona el placer de disfrutar de esta infusión con esta hora de manera generalizada, sin pensar si sería mejor tomarla en otro momento. Indudablemente, siempre hay una buena hora para cada tipo de té ya que es una bebida con reconocidas propiedades que nos ayudan a sentirnos mejor, pero por la mañana nuestro cuerpo está mucho más receptivo para absorber los antioxidantes que tiene esta famosa planta. 

Durante la noche nuestra piel se regenera mediante un proceso en el que se produce una gran pérdida de agua, por lo que es magnífico re-hidratarse tras dormir varias horas. Al mismo tiempo, cuando nos levantamos, es cuando tenemos más elevado el cortisol — la sustancia que nos aporta energía—, por lo que no deberíamos tomar bebidas con gran contenido en cafeína en este momento, ya que la misma relajaría la capacidad natural que tenemos para ello con dicho cortisol y que con el tiempo, podríamos perder. Sería más interesante y beneficioso, para continuar con buen tono, el tomarlas a media mañana, cuando esta substancia ya tiene un nivel más bajo en nuestro organismo.

También, a estas tempranas horas, es cuando nuestro metabolismo está más receptivo para todos los tratamientos detox o de eliminación de líquidos, para lo que es muy efectivo la ingesta de agua caliente en sí ya que favorece la pérdida de peso y de volumen. Por último, deberíamos cuidar las mucosas gástricas cuando tenemos el estómago en ayunas y considerar que la ingesta de bebidas ácidas o con un alto nivel de cafeína pueden ir dañando las mismas diariamente, hasta poder sufrir problemas inflamatorios o irritativos en nuestras digestiones con el paso del tiempo.

Es cierto que cada persona es diferente y que hay muchas a los que la cafeína parece no afectarles en nada y hay otras tantas, que incluso tomando algo por la mañana, dicen sentir el nerviosismo hasta por la noche. Lo cierto es que hay muchos estudios sobre cómo funciona nuestro reloj biológico y lo que los estimulantes interfieren en el mismo, alterando el ritmo del sueño y el equilibrio del sistema nervioso.

¡Merece la pena cuidarse!

Un momento para cada tipo de infusión

I. Lo ideal al levantarse es:

  • Tomar un vaso o taza de agua caliente. No es algo que incite pero es de lo más efectivo por sí misma. 
  • Lo mismo, pero más apetecible y con mayores beneficios: una infusión natural de jengibre, cúrcuma o canela, mezcladas entre sí o solas. Las tres tienen muy buenas propiedades antiinflamatorias y protectoras del sistema digestivo. En el apartado de Herbolario puedes ver más específicamente las propiedades de cada una de ellas y las posibles combinaciones.
  • Otra opción estupenda sería cualquier tipo de Rooibos o una infusión hecha con flores de manzanilla, ambas exentas de cafeína y, por supuesto,  té blanco o verde, ambos bajos en cafeína y muy ricos en antioxidantes, perfecto para su óptima absorción por el organismo. La L-teanina y los aminoácidos que tienen reducen la velocidad con la que el cuerpo absorbe la cafeína, pudiendo disfrutar de esta energía sin sobresaltos. Por la misma razón, nos protege las mucosas gástricas mucho mejor que un café en ayunas.

II. Para desayunar:

Para acompañar una de las comidas más importantes del día, la ingesta de un buen café natural o un té negro de hojas sueltas es ideal. Con un nivel más bajo de cortisol en nuestro cuerpo, la energía de la cafeína sienta de maravilla para continuar estimulados y con la mente activa. Te sigo recomendando el té negro ante el café por dos cosas: 

  • la cantidad de agua caliente que tomas es mayor y es muy importante tomar esta en abundancia cada día.
  • La cafeína en el té, por su alto nivel en antioxidantes y su contenido en L-teanina, se absorbe de una manera más gradual que el café y además es mejor protector gástrico que este. Sin sufrir picos en nuestro organismo, nuestra mente se mantendrá atenta durante más tiempo.

III. Tras la comida:

Es muy digestivo la ingesta de un té negro, té pu-erh u oolong. También la de un buen café natural pero sin leche ni otros aditivos. En general, todas las infusiones sientan mucho mejor sin lácteos animales y al no tener calorías, se puede prescindir del azúcar, probando con los tés aromatizados que le aportan sabores diferentes sin aumentar prácticamente el nivel calórico. ¡Están deliciosos!. Para los que no toleran la cafeína de ninguna forma, la infusión con jengibre y canela es magnífica para ayudar al estómago a hacer una buena digestión.

IV. A últimas horas de la tarde:

Nuestro nivel de cortisol vuelve a aumentar por lo que no es aconsejable tomar nada que lleve cafeína. Te recomiendo el rooibos, tanto natural como aromatizado. Tiene gran cantidad de antioxidantes y nos ayuda a relajarnos y alejarnos del estrés, aparte de otras muchas propiedades.

¡Recuerda!

En Gipsy Tea trabajamos con unos tés de hojas sueltas de extraordinaria calidad. Los tenemos de Origen o Aromatizados con productos naturales 100%. También contamos con una selección de infusiones BIO, DE-ÖKO-003 . La selección de Rooibos es magnífica, así como la de Wellness o la de nuestro Herbolario. ¡Pruébalos y decide por ti mismo! 

Soldevillaa

Pd: Siempre debemos consultar a un especialista antes de consumir, en grandes cantidades, cualquier producto o también, en el caso de estar tomando algún tratamiento médico que pueda verse alterado.


Saldrás ganando!

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda